5 dic. 2013

Contratiempos

Me he puesto Marlango para digerir los últimos contratiempos que estoy experimentando a ver si conecto con mi yo interior y saco las fuerzas necesarias para hacer frente a los imprevistos que me amargan el humor.

A veces en la vida te encuentras con todo tipo de situaciones que tú no controlas y que retrasan tus proyectos y te marean terriblemente. Intento que no me afecten demasiado los imponderables de la existencia pero a veces, sobretodo ahora que tanta falta me hace avanzar, pierdo los papeles y me estreso sin remedio. Hoy me han informado de que un proyecto se va a retrasar una semana y lo cierto es que me ha trastocado mucho los planes que tenía (sobretodo a nivel económico).

Y como no está en mi mano acelerar el tiempo ni facilitar las cosas para que es lapso de espera sea menor me subo por las paredes y sufro absurdamente. Ya sé que si no puedes cambiar algo no tienes de qué preocuparte, pero es muy difícil cuando tienes tendencia a encargarte tú misma de las cosas. Quizás soy una controladora patólogica o simplemente tan sólo una persona ansiosa, pero el tema es que me duele no cambiar la realidad por mí misma.

Por ahora sólo puedo ponerme música, sentarme a escribir y quejarme un poco (que es muy terapéutico) y esperar que este retraso al final será para mejor. La esperanza es lo último que se pierde y para mí siempre es mi tabla de salvación.




P.D.: ¿Volverá Marlango a cantar sólo en inglés? Estaría más que bien.
Publicar un comentario