17 may. 2013

Motivos para odiar a las cucarachas

El otro día iba yo por la calle con mi novia y así como quien no quiere la cosa me enseñó el cadáver de una cucaracha. Yo, que soy una mujer muy aprensiva con el mundo oculto de los insectos, enseguida me quejé y me puse a disertar sobre las cucarachas y mis motivos para odiarlas. 

Al final la cosa quedó en que grabé un vídeo explicando mis motivos (un resumen muy resumido de la conversación) y lo publiqué en YouTube. Aquí os lo dejo por si no lo habéis visto todavía:



2 may. 2013

Como estoy muy harta escribo en el blog

Pues sí. Estoy frustrada, cansada, agotada... Estoy muy enfadada. Conmigo y con el mundo. Esta es otra de esas entradas del blog para evitar mis instintos homicidas.
Ponerme a escribir me hace consciente de mis limitaciones y de mi presencia en el mundo y me ayuda a recuperar el control de mis emociones. Así evito yo ponerme a gritar y a destrozarlo todo y a todos porque no aguanto más la frustración existencial que llevo.
Sí, ahora sólo tengo ganas de llorar, de gritar y de patalear. Tengo ganas de hacerme daño y de hacérselo a cualquiera que se ponga en mi camino. Tengo muchas ganas de mandarlo todo a la mierda.
Así que lo digo. Lo digo en voz alta porque así ya no puedo hacerlo. Ahora que ya está dicho es más fácil descansar.
Verlo escrito le quita fuerza porque lo tengo que pensar, lo tengo que visualizar, lo tengo que planear... Y entonces ya deja de tener sentido el dolor y la rabia que te mueven. Las cosas se quedan quietas y todo se vuelve más claro. Lo que importa es lo que queda.
Y así sí puedo descansar.