15 nov. 2012

Despedidas

No soy persona de despedidas,
tanto si son largas como repentinas,
no entiendo el punto final.

Soy persona de principios,
de inicios y de sus risas,
de momentos en los que la creencia es lo esencial.

No entiendo el decir adiós, no entiendo que las cosas tengan que acabar.
No entiendo que la fe se muera y ya está.

No tolero la punzada del marchar,
no acepto el momento de acabar,
si todo es eterno retorno, no aguanto que no haya nada más.

Un no es una puerta a una razón
para convencer, para resolver,
para aprender.

Yo no creo en las patrañas
para aceptar
lo que acaba.

No es importante participar,
yo no quiero solo salud, el dinero compra felicidad.

Yo no creo que acabar es empezar.

No soy buena en las despedidas.
No las puedo tolerar.

Verlas en esos ojos, sentirlas en el paladar...

Yo soy persona de principios,
yo soy persona de creencias,
no puedo aguantar un final.

Publicar un comentario