23 dic. 2011

Balance

Estos próximos días quiero hacer balance de este año que se acaba. 

Ha sido un año extraño para mí: inestable, con muchos altibajos y con muchos peligros. Un año para el que necesito de verdad hacer balance para desgranar las cosas buenas y aprender de mis errores para que 2012 sea el año que tiene que ser.

Empecé con buenas perspectivas en muchos ámbitos: tenía trabajo y estaba "valorada" por mi empresa, tenía amistades que me llenaban y que parecía que serían para siempre, estaba bien con mi familia. Había cosas que no funcionaban, claro está, con mi pareja, con mi situación laboral, con mi no-independencia, etc. Pero había buenas perspectivas de que lo torcido se enderezara.

Y sin embargo, casi pierdo a un miembro de mi familia, casi pierdo definitivamente una de las amistades que más me importan (y me han importado nunca), casi pierdo mi pareja y he perdido mi trabajo.

Y me alegro mucho de que esto se acabe y a la vez valoro todo lo que he crecido este año.

Me siento confundida. Me siento nostálgica, triste, contenta, agradecida... Y quiero dedicarme a desgranar todo esto para aprender y entenderme mejor.

Publicar un comentario