18 nov. 2011

Cuando las cosas se rompen

Cuando las cosas se rompen se quedan rotas.

Y ya está.


Vivimos en un mundo de usar y tirar. Y estoy cansada de tanta fealdad.

Se me han roto muchos inventos ya. Y doy gracias a ser testaruda como una mula para poder continuar.

No me da la gana abandonar. No me da la gana renunciar. Me da igual lo repugnante que sea la realidad, no puedo conformarme con que las cosas se queden como están.


Se me han roto cosas que ya se han quedado rotas para siempre.

Pero no quiero dejar que sea el final.


Publicar un comentario