27 nov. 2011

En otra vida fui un dictador alemán

Si el karma existe y es verdad que hay una especie de sistema compensatorio que regula el universo estoy bastante segura de que en otra vida fui muy mala persona. Quizás exagere y no fui cierto dictador alemán, pero seguro, seguro, que fui alguien especialmente malvado.

Cuando la tendencia de tu vida es que casi todo te salga mal pese a esforzarte a hacerlo todo bien, cuando solo hay castigo cuando te esfuerzas al 100% en seguir las normas, cuando lo bueno te dura un suspiro es seguro porque en esta vida no te toca tener nada bueno para así resarcirte del mal que causaste en la otra vida.

Así que para mí está claro que esta dinámica gafe de mi existencia es para indemnizar al karma de mis errores en una vida anterior o en una existencia paralela.

Lo único positivo de esto es que como en esta vida estoy pringando a saco la siguiente seré alguien rico, famoso, afortunado y con un cuerpo 10.


22 nov. 2011

I don't give a fuck



De 9:00 a 14:00, así paso mi jornada laboral.

Me importa todo menos que nada y estoy muy feliz así.

Que duren las cosas lo que tengan que durar... Yo me he prometido a mi misma que nunca más voy a dejar que me importen las cosas hasta el punto de sentirme mal.

I don't give a fuck. I'm happy now.

Leitmotiv

Echar de menos es el leitmotiv de mi vida.

Inconstante e inconsistente como soy, doy bandazos de un lado a otro, topando con personas que tarde o temprano desaparecerán de mi vida.

Algunas ya no vuelven.

Otras danzan al igual que yo al son del viento del azar y se convierten en estrofas que jalonan mi poesía.

Me gustan las personas. Mucho. Me gusta conocer lo que es nuevo. Pero tan inestable soy que mis relaciones son volátiles y efímeras la mayoría.

Así que cada coda de mi existencia va rematada de una ausencia y de una nostalgia que se entrelazan para ser la melodía de mi ser.

Los sentimientos siempre me han parecido hiedras que se me enredan en el cuerpo: testimonios de hechos pasados, naturaleza salvaje creciendo sobre los vestigios de mi historia.

En la ópera de mi existencia, echar de menos a quienes quiero es el leitmotiv que me identifica.

20 nov. 2011

Elecciones generales 20N

Ya he ido a votar. Esta mañana, después de desayunar, he ido a votar dando un paseo tranquilamente y disfrutando de la mañana del domingo.

Me ha gustado ver que había bastante gente por la calle y en los colegios electorales. Igual es verdad y la gente se anima a votar y no tenemos que padecer más por una abstención lamentable.

El caso es que quiero recordaros que vayáis a votar. No os quedéis en vuestra casa mirando pasar las oportunidades que se nos presentan. Por mucho que tengamos un sistema electoral deficiente y poco representativo, abstenerse no es la solución. El cambio pasa por reventarlo desde dentro. Así que votad. 


18 nov. 2011

Elecciones 20N

VOTAD.

Hola, buenos días. Quiero pediros que votéis. No porque sea candidata de ningún partido político ni tampoco porque sea un persona especialmente comprometida con una causa política. Os pido que votéis por todos nosotros.

Nos guste o no, somos una comunidad, estamos unidos y lo que hagamos o dejemos de hacer no nos afecta solo a nosotros como individuos, sino que afecta a todos los habitantes de España. Tendemos a pensar que lo que hacemos no altera la vida de todo un país, que como mucho, trastoca la existencia de esas 100-50 personas que constituyen nuestro radio de acción diario. Pero, creedme, lo que hago yo y lo que haces tú altera muchas más vidas de las que podamos imaginar. Por eso, pido que votéis.

Me da igual el partido al que votéis. Vosotros decidís. Pero no os quedéis en casa mirando pasar la jornada electoral. Votar son 10 minutos como mucho. Y lo que consigues votando es muy grande.

Ya sé que los políticos son todos iguales, ya sé que en realidad ellos no mandan, que mandan los mercados, ya sé que estamos todos hartos de este sistema... Pero la única manera de cambiar las cosas es haciendo algo. No hacer nada nunca ha mejorado la situación de nadie, pero moverse, actuar... eso sí. Eso sí que funciona. Así que, por favor, votad.

Votad para cambiar el bipartidismo, votad porque un candidato o candidata os parezca guapo/a, votad un partido minoritario que os agrade por sus propuestas, votad al partido que sea, pero hacedlo.

Porque si gana la abstención como siempre suele pasar seremos cómplices de lo que nos pase. Quien calla otorga. Recordad esto. Y si no queréis otorgar, sino queréis callar, id a votar el 20N, por favor.


Gracias.


Cuando las cosas se rompen

Cuando las cosas se rompen se quedan rotas.

Y ya está.


Vivimos en un mundo de usar y tirar. Y estoy cansada de tanta fealdad.

Se me han roto muchos inventos ya. Y doy gracias a ser testaruda como una mula para poder continuar.

No me da la gana abandonar. No me da la gana renunciar. Me da igual lo repugnante que sea la realidad, no puedo conformarme con que las cosas se queden como están.


Se me han roto cosas que ya se han quedado rotas para siempre.

Pero no quiero dejar que sea el final.


15 nov. 2011

Hojas que rellenar

Las hojas en blanco se secan, estén donde estén,
en una libreta o en un PC.

Te quedas horas mirando el blanco y escuchas un rumor que languidece.
Es tu propia voz, queda, sinuosa.

Como nieve en el televisor, como estática en la radio.

A veces las palabras no tienen por qué rimar.
No todas las palabras tienen música que llevar.

No todas las mañanas somos quién queremos ser
ni vamos a donde deberíamos estar
ni vestimos los hábitos que nos favorecen.

Pero lo intentas una vez más y procuras obligarte a rellenar los espacios vacíos, con lo que sea, como sea...

Porque el blanco se te traga más que la oscuridad y a eso no se puede escapar.