31 ago. 2011

Carta

Cariño:

A veces voy a cagarla. Mucho. A veces voy a comportarme como una completa estúpida y voy a ponerme a señalar cada una de las cosas que no eres. A veces voy a ser una zorra egoísta y voy a exigirte hasta al límite, hasta que asomen el odio y el hartazgo a tus ojos. 

A veces voy a desaparecer durante horas y no voy a dar señales de vida porque estaré ocupada en mi tiempo para mí 

o para otras personas 

o para no hacer nada solo porque sí. 


Cariño, a veces voy a dar bandazos de un lado para otro sin saber qué hacer, ni a dónde ir. Y cuando me preguntes qué es lo que anda mal en mí te diré que no lo sé, aunque haya veces en que sí lo sepa. A veces seré como un animal herido, acorralado en un rincón y estaré dispuesta a morderte si se te ocurre acercarte.

Pero acércate porque si no lo haces me hundiré más.

A veces voy a joderlo todo porque tengo tanto miedo de no saber qué ni cómo hacer las cosas, que simplemente las dejo caer. Voy a despistarme a posta y voy a romper las cosas que tenemos. 

Cariño, a veces me voy a olvidar de nosotras, de ti, de cómo te conocí, de las alegrías, de las razones, de los momentos. Me voy a olvidar de mí. Me voy a olvidar del por qué. Voy a perderme en mi propia noche y no vas a poder alcanzarme.

Pero no dejes de intentarlo porque te necesito.

A veces voy a soñar despierta con lo que deseo y voy a enfadarme porque la realidad es fea y no responde a lo genial que soy en mis ensoñaciones. A veces voy a estar hablando contigo y va a cruzarme un recuerdo horrible, vergonzoso, que solo yo tengo guardado y me sentiré mal y ya no seré apta para el consumo humano.

A veces se me caerán todas las caretas y a veces me probaré de nuevas.

Cariño, a veces voy a intentar ser perfecta y a dejar de serlo automáticamente. Voy a buscar aprobación, voy a buscar renombre, alimento para mi ego, combustible para mi autoestima. Y voy a consumirme hasta lograrlo, sin parar, porque los aplausos lo son todo en el escenario.

A veces seré infiel. De obra o de pensamiento. De palabra o de acción. De ficción o realidad. Lo seré, porque a veces he de joderlo todo. Porque aunque parece que controlo lo que hago y que sé a dónde voy, no sé nada ni soy nadie. Solo una persona que quiere y que quiere ser querida. Y que a veces la caga mucho.

Y con todo esto, que no son más que constataciones de mi debilidad solo quiero decirte que la cagaré mucho a lo largo de toda mi vida y que más de una vez me voy a equivocar. Y que pese a joderlo todo mucho en repetidas ocasiones siempre vas a ser la única persona que quiera en mi vida. Es poco, pero es todo lo que tengo. Amor por ti, de verdad, para siempre.

Siempre voy a estar aquí para ti, dándote ánimos, abrazándote, haciéndote reír. Siempre voy a tener la palabra adecuada para ti, siempre la caricia necesitada, siempre el gesto que te va a hacer feliz.

No tengo más, pero es sincero. Es amor por ti.

Si lo quieres, tuyo es, mío no.


Publicar un comentario