1 ene. 2009

Adiós 2008... ¿hola 2009?


... porque tal y como se nos presenta, quizás ni saludarlo, no vaya a ser que nos robe el peluco!

Somos supervivientes, amigos, y por eso quiero desearos un feliz 2009.

Es inevitable tener deseos y esperanzas para el año que empieza y yo tengo unos cuantos. Voy a cambiar de empleo y eso siempre emociona. Para mí es realmente: año nuevo, vida nueva. Porque las posibilidades que se me abren son infinitas (buenas y malas, se entiende).

Por eso, yo lo que os deseo es un 2009 a reventar de posibilidades. Que tengáis oportunidades por doquier y a ser posible, que todas (o al menos, la mayor parte de ellas) sean buenas!

Ya que el cabronazo del 2009 se presenta correoso, al menos, que surjan cambios que nos ayuden a mejorar en el futuro, ¿no?

El 2008 ha sido un poco puto, y la verdad es que los últimos días de ese año aún han sido peores. Pero como está muy reciente todavía, prefiero hacer balance un poco más adelante.

Así que, por ahora, pensemos que estrenamos año y que volvemos a llenar el saco de esperanzas y de ilusiones.


¡Feliz 2009 a todos!


Publicar un comentario