28 abr. 2008

No entiendo...

No entiendo por qué nos da por estropear lo que va bien.

No entiendo por qué nos amargamos por detalles nimios.

No entiendo por qué no podemos dejar de pensar.

No entiendo por qué nuestros cerebros optan por recrearse en lo negativo.

No entiendo por qué hacemos tantas paridas consecutivas sin descanso.

No entiendo a las personas.

No entiendo a los perros.

No entiendo a los gatos.

No entiendo a las plantas.

No entiendo por qué mi pájaro decide arrancarse las plumas él solito.

No entiendo por qué sigue con vida nuestro pez sumergido en detritus.

No entiendo por qué el mundo está loco.

No entiendo el cambio climático.

No entiendo la globalización.

No entiendo el movimiento okupa.

No entiendo la política.

No entiendo los poderes fácticos.

No entiendo a los Bancos ni a los banqueros, ni a las petrolíferas, ni a las personas con dinero.

No entiendo la violencia.

No entiendo por qué siento violencia.

No entiendo por qué estudio lo que estudio.

No entiendo la estadística.

No entiendo las matemáticas en general.

No me entiendo a mí misma.

No entiendo nada ni a nadie.

Publicar un comentario