27 may. 2007

Días difíciles y otras "parideces"

Estas últimas semanas han sido algo difíciles. Muchas disputas, muchos disgustos, muchos desencuentros con gente muy querida.

Ojalá todas esas cosas no hubieran pasado. Ojalá esa estúpida anciana no me sacara de quicio. Ojalá no me obsesionara con el trebajo (mea culpa). Ojalá no dijera ojalá cuando quiero decir basta ya. Ojalá no pidiera perdón, ni permiso. Ojalá...

Pero soy así, un poco idiota quizás; un poco inestable.

Lo intento. Mejorar, quiero decir. Lo intento.

Pero bueno, es más fácil decir que hacerlo, ¿verdad?

Sólo eso. Un poco más de autocomplaciencia (probablemente esté mal, ¿y qué?).


Otro día, con más tiempo (y ganas) relataré con muchos tacos (desahogándome) lo putarraca que es la gente de mi curro (los que me caen mal, vamos, que hay gente buena persona a la que quiero mucho) y lo mucho que me cago en ellos [que es, al fin, lo que quería hacer- cagarme en Dios, ¡coño!].



Ya me siento mejor! ^_^
Os lo recomiendo!

Publicar un comentario