24 jul. 2005

Aquí con mi pájaro



Tuve ayer una especie de discusión con mi novia, aunque no sé si llamarla así. El caso es que ahora me encuentro en mi habitación encerrada, dándole vueltas a la cabeza mientras mi novia está con su prima y el novio de ésta yendo a la playa. Me han llamado para que vaya con ellos, pero he preferido no ir. Quizás lo más adecuado era ir, pero realmente no me apetecía. Me siento algo apática. Ahora el pájaro (que al final resultó ser un vencejo, no sé si lo comenté ya) me mira con ojitos dulces. Pía y me picotea. Es muy gracioso y me hace sentir muy bien.





Ella hechó a correr cuando vio a sus padres por la calle y eso me dolió. Empecé a a hablarle de varios temas hasta que todo se lió sobremanera. No sé en qué acabará todo esto. Tampoco soy capaz, por el momento, de describir la situación, de relatar lo que le dije. Pero en el fondo de mi alma siento una gran amargura.
Publicar un comentario